• Česky
  • English
  • German
  • French
  • Spanish
  • Italy
header5.jpg
Parapentes
Alas de paramotor
Paracaídas
Arneses
Accesorios
Publicidad
Used glider
Previous products
Distributors
     

T-Ride

T-Ride

T-Ride

descripción

 

La T-Ride es un ala diseñada especialmente para los triciclos de paramotor pesados.
Permite un despegue y aterrizaje fáciles, con una maniobrabilidad perfecta, combinada con un mando ligero y deportivo. Las varillas de refuerzo RFE en el borde de ataque y los perfiles empleados, elegidos cuidadosamente, combinados con unos refuerzos muy tecnológicos, que emplean filamentos de Mylar y plástico, logran un elevado rendimiento, estabilidad y una buena velocidad de crucero. El resultado es un consumo de combustible tan bajo, que la convierten en “la guinda del pastel”.

 

La vela tiene 58 cajones y una forma elíptica, con un alargamiento de 5,2. Nuestro equipo de diseño y desarrollo ha probado la T-Ride con diferentes tallas. El mejor resultado en cuanto a la relación entre velocidad de crucero, rendimiento, potencia y consumo, con distintos paramotores, se logró con una superficie de 39 m2. Lleva refuerzos diagonales y un sistema de cintas de carga que dan a la vela estabilidad y ayudan a mantener limpia y perfecta su superficie. La vela es muy resistente a las plegadas, pero conserva un mando deportivo en todas las posiciones de trim. Sus Perfiles, diseñados especialmente logran un planeo extraordinario con gran estabilidad. La perfecta forma del borde de ataque del perfil se logra con la ayuda de refuerzos de Mylar combinados con varillas plásticas. Algo más de rendimiento aun se logra gracias a terminar el perfil usando semi-costillas intermedias, conformando parte del borde de salida en el centro de la vela, lo que ayuda a mantener una velocidad mínima extremadamente baja, para favorecer el despegue y el aterrizaje cuando se actúa de forma simétrica sobre los frenos. Este sistema también permite mejorar el rendimiento en la tasa de ascenso. Para dar la tasa de caída mínima con el mejor rendimiento y mínimo consumo, los trimmers deben estar calados abajo. La parte superior del trimmer baja el ángulo de ataque e incrementa la velocidad de crucero. Los frenos son ligeros también gracias a que se deslizan sobre poleas y tienen menos fricción durante los largos vuelos.
La presión del freno aumenta progresivamente y da al piloto suficiente información.

Spreader bar

 

La T-Ride dispone de dos tipos de bandas.

Una versión está equipada con unas bandas de 5 puntos y trimmer en la A y D. La aplicación del trimmer sobre la banda A acelera el ala. Aplicando trimmer a la banda D, cambia el ángulo de ataque y el perfil en los rangos de líneas C y D. La banda A dividida permite hacer orejas más fácilmente.

La otra versión está equipada con una pieza especial de aluminio y acero. El ángulo de ataque se ajusta entonces desde el trike. Ver la foto de las barras separadoras T-Ride.

 

La T-Ride es un ala perfecta para un paramotor de triciclo biplaza. Esta vela es una categoría en sí misma. Usa materiales de altísima calidad (tejidos, líneas, refuerzos, piezas) y se fabrica con un control constante del proceso de diseño y producción, lo que junto al sólido trabajo de desarrollo, produce un producto de excelencia de muy alta calidad. 

 

Review from www.ojovolador.com

Test by Daniel Crespo

El nuevo parapente biplaza de Mac Para está especialmente diseñado para volarse con paratrikes pesados. Homologado hasta 400 kg, cuenta con interesantes adelantos técnicos y un mando y giro a destacar en sus atributos.El pilotaje de la T-Ride es absolutamente deportivo, de corto recorrido y gradual, además es una vela con buenas prestaciones, solidez y una buena dosis de seguridad en vuelo.

El inflado es especialmente ligero,

a poco que empujes las bandas la vela sale disparada sobre la vertical así que lo más conveniente es empujar las bandas con suavidad, de otro modo la vela te superará y plegará por delante, como me sucedió a mí en mi primer intento.
La T-Ride viene de serie con la línea del freno desmultiplicada, para ello trae una polea que duplica el recorrido – lo cual no está de más cuando la vuelas en un paratrike de los más grandes y pesados cargada a tope con 400kg
Cuando volé la T-Ride por primera vez llevaba una carga de “tan solo” 300 Kg y comprobé en mitad de la carrera de despegue que los frenos se quedaban largos así que no conseguía frenar la vela ni un poco y me era imposible sujetarla sobre mi cabeza. Al final, la vela colapsó por completo.

Tras eliminar estas poleas y tomarme el tiempo en reajustar el freno a mi gusto, me dispuse a despegar nuevamente. En mi segundo intento los mandos estaban a la altura correcta y además ahora el recorrido era la mitad… Empujé las bandas con suavidad y el resultado fue óptimo: inflado progresivo y parejo, con una carrera breve y, en definitiva, un despegue limpio y elegante.

Este sistema de poleas es interesante además de muy práctico en caso de volar con mucha carga ya que reduce el esfuerzo de los frenos a la mitad (alargando al doble el recorrido). Pero hay que asegurarse de ajustar la medida de los mismos según el anclaje de la vela y la altura a la cual te quedan las bandas.

Navegando

A la hora de navegar no decepciona, en nuestras pruebas conseguimos mantener los 62-63 Km/h, que no está nada mal. Para conseguir esta velocidad soltamos los trimmers traseros y apretamos el trimmer delantero a tope, éste resulta un poco duro y para cerrarlo al máximo necesitas soltar los mandos – lo cual en aire movido requiere un piloto con cierta experiencia.

Estable y emocionante

Una vez en el aire la sensación de aplomo predomina, la T-Ride va sobre rieles, es precisa y realiza trayectorias milimétricamente exactas. En el eje de cabeceo resulta muy estable, no tiende a adelantar, y las abatidas o trepadas son prácticamente inexistentes a menos que nos esforcemos en conseguir una. En alabeo la cosa cambia. No es que sea nerviosa, si la llevas a toque de freno de forma simétrica la vela va recta y nivelada, pero cuando llega la hora de girar y darle a los mandos es como soltar al demonio de Tasmania en un gallinero, la T-Ride es ágil y vivificante, un par de minutos de pilotaje deportivo y tus niveles de adrenalina se habrán disparado. En Mac Para se han esforzado en crear un parapente lúdico, es un parapente para sentir emociones y disfrutar de los giros.

En vuelo nivelado a esta velocidad la vela tiende a girar levemente a la derecha, así que me veo obligado a mantener un toque de freno del lado izquierdo.
La verdad es que las bandas son simples y fáciles de usar aunque pienso que no le vendría nada mal contar con unos mandos auxiliares para navegar y la posibilidad de un trimmer para compensar el par motor.

Redondeo

Tras apagar el motor sobre el campo con 400m de altura realizo una aproximación dinámica incluyendo maniobras como wingovers, wingovers asimétricos y algún giro en espiral. ¡Guau, qué divertido! El giro de la T-Ride es inmediato, limpio y tiene un recorrido progresivo, para mi gusto ¡Roza la perfección! Los giros me salen acompasados y armoniosos, la vela pide caña y parece difícil sobrepasar el límite, además tras salir de una espiral fuerte o un wingover no resulta difícil devolverla al vuelo nivelado.

Le he probado algunos giros tipo slalom y, a falta de ir afinando trazadas y posiciones de trimmer, puedo decir que los giros de la T-Ride parecen de vela monoplaza, puedes cerrarte todo lo que quieras y hacer que la vela roce la pilona… Creo que en este aspecto tiene un gran potencial.

Tras un buen giro encaro la pista a toda velocidad y cuando ya estoy a punto de tocar el suelo inicio un “flear” progresivo que me permite acariciar el suelo y posar este armatoste de 300kg como si fuese una pluma al viento. Estimo que con 400 kg o más el efecto debe ser parecido pero a más velocidad.

Conclusión: Vela Deportiva Polivalente

Es un biplaza con espíritu deportivo, le gusta girar y ratonear. Tiene buen rendimiento y con sus 63 km/h se defiende bien navegando. El pilotaje es directo y deportivo pero no resulta nada complicado. Las bandas son simples y fáciles de usar aunque le vendría bien un sistemita antipar. Tiene tecnología punta, diseño y buena construcción, aunque sin lujos extras. El diseño visual de Mac de “toda la vida” es un poco aburrido en contraste con el espíritu extrovertido y exhibicionista de la T-Ride, en mi opinión.

Detalles

La vela tiene 39m2, 5.2 puntos de alargamiento y está formada por 58 cajones. Tiene el mismo alargamiento y numero de cajones que la Chronos, la nueva vela intermedia-avanzada de paramotor solo.
La T-Ride cuenta con algunos de los mejores detalles que se aplican hoy en día a los parapentes:
El borde de ataque se preforma gracias a una lámina de mylar y una varilla de plástico. Así pues, tenemos un borde de ataque especialmente limpio y eficiente.
El freno esta optimizado, cuenta con costillas parciales y sistema de plisado para que el borde de fuga sea limpio y efectivo. Este freno cuenta con una línea central que comunica ambos frenos y que permite volar considerablemente lento al frenar todo el borde de fuga.
La T-Ride viene de serie con las bandas que probamos en esta review, pero además ofrece la opción de barras de velocidad de aluminio y acero para utilizarse en los paratrikes más grandes y pesados.

Para Quién

No es la más rápida para navegar pero sus 63 km/hm son cómodos de mantener y te permiten hacer navegaciones manteniendo un consumo razonable y un buen grado de estabilidad. Sin embargo la mejor virtud de esta vela es su maniobrabilidad y facilidad de pilotaje, es una vela para divertirse, hacer pequeños paseos con muchos giros, volando cerca del suelo. Creo que la puede volar un amplio espectro de pilotos expertos, es ideal para profesionales que ofrecen vuelos turísticos pues infla de lujo, despega en corto y, gracias a su estabilidad, tiene una ventana amplia para volar en diferentes condiciones. Además los biplazas de Mac Para tienen buena reputación dentro del mundo de los biplaceros en cuanto al uso y la durabilidad de los materiales.

Test realizado por Daniel Crespo,
Daniel es piloto y competidor en Parapente y Paramotor.

 

materiales

 

Extradós delantero:Skytex 9092, Coating E85A 45 g/m2
Extradós trasero:Skytex 9017, Coating E38A 40 g/m2
Intradós:Skytex 9017, Coating E38A 40 g/m2
Costillas principales:Skytex 9017, Coating E29A 40 g/m2
Diagonales:Skytex 9017, Coating E29A 40 g/m2
Costillas secundarias: Skytex 9017, Coating E38A 40 g/m2
Líneas superiores:Edelrid Aramid/Kevlar
8000 – 60 kg, – 80 kg, – 190 kg
Líneas principales:Edelrid Aramid/Kevlar
7343 – 500 kg, – 420 kg, – 280 kg

 

El T-Ride está construido utilizando un tejido bien conocido en la industria del parapente, por su ligereza y excelente durabilidad: Skytex 40, de Porcher Sport (NCV). Como en cualquier ala, la parte que primero sufre es el borde de ataque, hemos usado el Skytex 45 con doble enducción hidrófuga E85A en esta zona. Para las áreas de la vela que sufren menos, ponemos Skytex 40 E38A. Para las costillas y diagonales, el Skytex 40 con acabado duro E29A. Todos ellos brindan la ventaja de lograr una gran ligereza con muy buena durabilidad.

datos

 
T­­­–Ride
39
Factor zoom [%]125
Superficie de planta [m2]38.88
Superficie proyectada [m2]34.09
Envergadura de planta [m]14.21
Alargamiento de planta5.2
Cuerda central [m]3.21
Cajones58
Peso [kg]8.3
Rango de pesos (paramotor) [kg]200-400
Velocidad mínima [km/h]25-27
Velocidad normal [km/h]41-43
Vel. Máxima
(accelerador)[km/h]
60-63
Planeo máximo8.9
Tasa de caída mínima [m/s]1.05
Homologación con trimmersPPG,MPG
in preparing























diseño

 Design Chronos

 

Skytex range
Value 8/8 is most resistant to UV

 Skytex Blue  Skytex Red  Skytex Yellow  Skytex Lime
 Skytex Orange  Skytex Violet  Skytex Gold  Skytex Bordeaux
 Skytex Black  Skytex White  Skytex Grey  Skytex Bronze